Metabolic-Balance®, Plan médico-nutricional personalizado

Metabolic-Balance®, Plan médico-nutricional personalizado

Después del ajetreo de las fiestas y aprovechando los buenos propósitos del Año Nuevo te proponemos recuperar tu energía y vitalidad mientras te cuidas de forma segura con el método Metabolic-Balance®

Metabolic-Balance® es una de las mejores dietas de adelgazamiento, sana y equilibrada, sólo a base de alimentos y sin suplementos.

Además, con Metabolic-Balance® lograrás equilibrar tu metabolismo y niveles hormonales, lo que te ayudará a mantener tu peso ideal con el paso del tiempo.

Nuestra nueva propuesta se trata de un plan médico-nutricional. En base a una analítica específica, tu historial médico y tus gustos o aversiones alimentarias se elabora un programa de alimentación 100% personalizado.

Con más de 20 años de éxito en Europa Metabolic-Balance® ha obtenido los mejores resultados en estudios científicos en los que se demuestra su control sobre el “efecto rebote” en pacientes después de un año de terminar el tratamiento dietético. Además, Metabolic-Balance® ha demostrado su eficacia incluso en pacientes que no realizan ningún ejercicio físico, ya sea porque sean personas más sedentarias o porque sufran una movilidad reducida.

El método Metabolic-Balance®   está especialmente indicado para ayudar a aquellos pacientes afectados por procesos internos que están relacionados con el sobrepeso, la tensión arterial alta, la menopausia, enfermedades crónicas que cursan con inflamación de los tejidos (como artritis o dermatitis), colesterol o triglicéridos altos, problemas de tiroides, hígado graso, fatiga, migrañas y diabetes tipo II.

A los pocos días de iniciar el programa de alimentación nuestros pacientes se sienten llenos de vitalidad y energía, aumentan el rendimiento físico y psíquico. El cambio de alimentación mejora la capacidad de concentración y favorece el equilibrio emocional.

Ahora es el momento de cuidarte, acércate a nuestra clínica y te explicaremos todo el proceso, la primera consulta es gratuita.

 

Autora: María Carreño, Nutricionista asesora oficial de Metabolic-Balance®

Abdominales Hipopresivos

Abdominales Hipopresivos

¿Qué son los abdominales hipopresivos?

Este tipo de abdoninales fue creado por el doctor y fisioterapeuta belga Macel Caufriez a finales de los años 80 como herramienta de recuperación de la mujer tras el parto.

Caufriez descubrió que ciertos ejercicios que realizaba en sus clases, como los abdominales clásicos, no solo no ayudaban, sino que eran perjudiciales para el suelo pélvico en el post parto, agravando problemas de incontinencia urinaria, prolapsos, étc. Por ello, los ejercicios hipopresivos han sido indicados como uno de los mejores métodos para recuperar el abdomen tras el embarazo. Es importante destacar que no deben realizarse durante el periodo de gestación.

Los abdominales hipopresivos se han puesto de moda por su eficacia. Son un conjunto de técnicas posturales y respiratorias que persigue conseguir los mejores resultados posibles, para la mayoría de casos por encima de los obtenidos con las técnicas tradicionales.

Los abdominales hipopresivos consisten en generar una disminución de la presión dentro de nuestra cavidad abdominal. Esta hipopresión se consigue gracias a diferentes posturas y movimientos ligados a una apnea respiratoria con la que, gracias a la contracción del músculo diafragma, se obtiene un efecto de succión de nuestras vísceras, por la presión negativa que creamos. Esto provoca una contracción refleja de la musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico.

Una vez adoptada la postura es cuando se realiza una espiración forzada, llamada apnea espiratoria, en la que se bloquean las vías respiratorias a la vez que se abren las costillas, de forma que se observa cómo se forma una cavidad en la barriga debido a la disminución de la presión interna.

 

Abdominales Tradicionales VS Abdominales Hipopresivos

Los abdominales tradicionales se realizan buscando un beneficio más estético, pero no de salud, ya que con el tiempo, provocan un abdomen abultado, y debido a la presión que ejercen sobre la cavidad abdominal, disminuyen el tono del suelo pélvico dando lugar a incontinencias urinarias, prolapsos y disfunciones sexuales (menor estimulación de la musculatura perineal y disminución del número de orgasmos y de la intensidad de éstos).

Debemos tener en cuenta que nuestro estilo de vida, la gravedad y el deporte en general (como correr, nadar, ir en bicicleta…) producen un aumento del tono del recto del abdomen aumentando la presión abdominal y empujando los órganos hacia abajo provocando una disminución del tono de la musculatura del suelo pélvico, ya que éste hace de tope del tronco en su base, y estos ejercicios fuerzan el periné hacia abajo. Por ello,  las personas que practican deporte tienen más posibilidades de sufrir incontinencia de esfuerzo, o bien al hacer deporte, o en actividades de la vida diaria como toser, reír, gritar…

Para reducir el perímetro de la cintura, hay que ejercitar la faja abdominal entera, no solo el recto del abdomen, que es lo que hacen los abdominales tradicionales. Los abdominales hipopresivos trabajan la faja abdominal en su totalidad manteniendo los órganos internos y proporcionando una buena postura gracias a la disminución de la presión intraabdominal.

 

BENEFICIOS

  • Ayuda a conseguir un vientre plano reduciendo el perímetro de la cintura hasta un 8%.
  • Mejora la postura, en 1 mes disminuyen la lordosis lumbar, cervical y cifosis dorsal, por lo que ayuda a aliviar y prevenir problemas de espalda como lumbalgias, hernias, etc.
  • Aumenta el tono del suelo pélvico y de la faja abdominal en un 58%, muy importante sobre todo tras el parto.
  • Evita y mejora pubalgias.
  • Incrementa la fuerza en un 20%.
  • Mejora la resistencia al aumentar la EPO (Eritropoyetina, hormona de síntesis que aumenta la cantidad de glóbulos rojos para facilitar el intercambio de oxígeno en la sangre.) hasta un 65%.
  • Aumenta la fuerza explosiva y la capacidad anaeróbica al elevar el metabolismo hasta un 15%.
  • Mejora las relaciones sexuales en mujeres y hombres al aumentar la vascularización y la cantidad de sangre que llega al suelo pélvico.
  • Disminuye la incontinencia urinaria leve en un 95% de los casos y la moderada en un 60% y problemas derivados de ellos como infecciones urinarias repetitivas.
  • Ayuda a gestionar correctamente las presiones abdominales.
  • Evita prolapsos genitales (útero, vejiga y recto).
  • Rebaja la ansiedad, el estrés. El control voluntario sobre la respiración produce una fuerte relajación ideal para someter las situaciones de estrés.
  • Aumenta la capacidad pulmonar y mejora el control respiratorio, mejorando el rendimiento cardio-pulmonar, y con él, el rendimiento deportivo.
  • Como todo ejercicio físico, proporciona bienestar y placer.

 

Contraindicaciones

  • Personas con hipertensión arterial (porque se hace en apnea).
  • Personas con procesos inflamatorios intestinales graves.
  • Mujeres embarazadas (solo pueden hacerlos tras el parto).

 

 

 

Autora: María Belando Fernández, Fisioterapeuta espacializada en Rehabilitación con Deporte.

Menopausia, una etapa más en la vida de una mujer.

Menopausia, una etapa más en la vida de una mujer.

“No te odies por lo que careces. Ámate por lo que eres.”

La menopausia es el cese permanente de la menstruación de una mujer. Se debe al agotamiento de la actividad folicular ovárica, en donde los ovarios dejan de producir óvulos. Cada mujer experimenta esta etapa de forma distinta, tiene síntomas distintos, emociones distintas y un punto de vista distinto.

Es una etapa considerada como una etapa más en la vida de una mujer, como lo son la infancia o la adolescencia. Cuando nos vino la menstruación por primera vez, ¿no lo vivimos cada una de nosotras de una manera distinta y a una edad diferente que al resto de nuestras amigas? Y también tuvimos cambios, tanto a nivel físico como emocional y psicológico.

 

Realmente, cuando llamamos menopausia a esta etapa estamos cometiendo un error, ya que su nombre es el de “Climaterio”. La menopausia es una etapa dentro del climaterio. Se da en edades comprendidas entre los 40 y los 55 años y podemos decir que estamos en menopausia cuando trascurre un año completo desde el cese de la menstruación. A la menopausia le precede la Premenopausia, que es en donde comienzan a surgir los primeros síntomasy tras la menopausia tenemos la Postmenopausia; aquí es cuando nuestro cuerpo comienza a estabilizarse, aunque pueden permanecer ciertos síntomas.

 

Entre los Principales Síntomas del Climaterio podemos tener los siguientes:

  • Periodos menstruales irregulares: suelen ser el primer síntoma. Nuestro periodo menstrual comienza a tener cambios tanto en su frecuencia como en su duración.
  • Sofocos: este síntoma se da en el 70% de las mujeres. Son producidos por un desequilibrio en nuestras hormonas que hace creer al cuerpo que tiene que dispensar calor.
  • Problemas para dormir: son provocados por el déficit de melatonina (hormona reguladora del sueño). Dormir es beneficioso, ya que fortalece el sistema inmunológico, mejora el aspecto físico, evita el sobrepero, retrasa el envejecimiento…
  • Disminución del deseo sexual: la disminución de estrógenos y progesterona (hormonas femeninas) conlleva la disminución de la irrigación sanguínea en la zona vaginal y por lo tanto, hay menos sensibilidad.
  • Sequedad vaginal y pérdidas de orina: las membranas de la vagina se hacen mas delgadas, menos flexibles y producen menos líquido lubricante. Además, los músculos de la vejiga se debilitan, por lo que es más difícil contener la orina.
  • Cambios en el estado de ánimo: son cambios extremos y repentinos del estado emocional. Sentimientos como depresión, ansiedad, tristeza, frustración e irritabilidad pueden estar presentes.
  • Cambios en la silueta: se produce un cambio en el almacenamiento de grasa. Ese almacenamiento se traslada de las caderas a la cintura. El almacenamiento de grasa a los 20 años es del 26%, a los 40 del 33%, mientras que a los 50 años es del 42%.
  • Osteoporosis: se debe a una pérdida progresiva de masa ósea. Nuestros huesos se vuelven más frágiles. Los factores de riesgo son: edad, sexo femenino, constitución delgada, huesos pequeños, menopausia precoz, vida sedentaria, herencia, baja ingesta de calcio, alcohol, tabaco y algunos medicamentos.
  • Pérdida de memoria y falta de concentración: debido al déficit de neurotransmisores de serotonina y dopamina. Disminuye la memoria de trabajo y hay dificultad en la memoria verbal.

 

CONSEJOS PARA CONTROLAR E, INCLUSO, SOLUCIONAR ESTOS SÍNTOMAS

  1.  Evita comidas y bebidas estimulantes: café, té, alchol, bebidas calientes y tabaco.
  2. Utiliza ropa ligera.
  3. Emplea técnicas de respiración y relajación.
  4. Usa fitoestrógenos naturaless: lúpulo y melisa.
  5. Evita ir a dormir ni con el estómago vacío, ni con el estómago muy lleno.
  6. Intenta no llevar los problemas a la cama. La cama es para dormir o para mantener relaciones sexuales.
  7. Para la sequedad vaginal y pérdidas de orina: realiza varias veces al día los ejercicios de Kegel o usa bolas chinas y usa lubricantes o geles vaginales.
  8. Realiza actividad física.
  9. Ten una alimentación sana y equilibrada.
  10. Aprende a jerarquizar y a saber decir “no”.
  11. Realiza actividades relajantes como yoga o meditación.
  12. Recupera aficiones o hobbies.

En cuanto a las Relaciones de Pareja y Relaciones Sexuales, también se pueden ver afectadas, debido a esos cambios hormonales que nuestro cuerpo experimenta; aunque también influye la rutina, la edad, el tener alguna patología física o psicológica, el tomar determinados medicamentos o el llevar una vida llena de estrés y ansiedad.

En el cuerpo de una mujer, con la menopausia, tienen lugar una serie de Cambios Anatómicos a nivel genital: disminuye la cantidad de lubricación, el músculo puvococigeo o vaginal se debilita y disminuye el tamaño del clítoris y de los labios mayores y Cambios en la Respuesta Sexual: alargamiento de la fase de excitación, disminuye la respuesta orgásmica, disminuye la tensión muscular y hay una menor erección del clítoris.

 

¿Qué hacer para que vuelva a arder la chispa?

  1. Elimina prejuicios entorno a la sexualidad en general y el orgasmo en particular.
  2. Mejorar la relación de pareja a través de la comunicación.
  3. Realiza varias veces al día los ejercicios de Kegel o el empleo de bolas chinas (destinadas a ejercitar el músculo vaginal. Las hay de distintos tamaños y peso).
  4. Utiliza la imaginación. “El cerebro es el principal órgano sexual”.
  5. Lleva un estilo de vida saludable.
  6. Planea los encuentros sexuales.
  7. Ve a esa lencería que llevas tanto tiempo sin ir.
  8. Pon a prueba tu creatividad. El sexo no es solo penetración.
  9. No te pongas límites.

“No hay edad ni para el sexo ni para el amor”

 

 

Autora: Mónica Sánchez, Psicóloga especialista en Sexología.